DIFICULTADES PARA LA PREVENCIÓN

DE LA LEGIONELOSIS MEDIANTE LA DESINFECCIÓN

 

La principal dificultad se basa en la imposibilidad que tienen los medios tradicionales de tratamiento para conseguir la eliminación de los sedimentos incrustados en las tuberías, que son los lugares donde la Legionella se refugia y que representan focos permanentes y potenciales para una nueva contaminación del medio acuoso. Sobre todo son críticos aquellos puntos de las instalaciones a los cuales no se puede acceder manualmente para efectuar la correspondiente limpieza.

Está demostrado que los desinfectantes tienen problemas para introducirse dentro de las biopelículas, por lo que no son capaces de eliminar las bacterias que puedan contenerse dentro de ellas:

     

Los tratamientos por elevación de temperatura y aplicación de desinfectantes en cantidades elevadas pueden favorecer enormemente los procesos de corrosión.

En los circuitos de refrigeración existen dificultades para mantener una concentración adecuada de biocida debido a la evaporación en la torre, lo cual da lugar a un alto consumo de estos productos.

volver